lunes, 9 de abril de 2012

Libros de cocina


Solo he estado una vez en Marruecos y no comí, no sé si fué por el calor que hacía, era Agosto, que habia más moscas que gente, o el olor a especias que había por todas partes, pero no fuí capaz de comer nada de lo que me ponían delante.


Sin embargo, ahora desde que a Begoña le ha dado por la cocina y hace cosas de todo el mundo, he descubierto que hay platos marroquies que no están tan mal.