miércoles, 29 de febrero de 2012

Láminas de museos


Autoretrato de Picasso. 

Con esta y otras láminas de Picasso, repartidas por la oficina, reinvidicábamos el origen malagueño del pintor, ante los clientes holandeses, belgas, suecos, alemanes, ingleses, irlandeses y resto de europeos, que daban por supuesto que era francés.  Y eso que todos ellos utilizaban el aeropuerto con su nombre para llegar hasta aquí.