martes, 7 de febrero de 2012

Imanes



María, una de mis alumnas de francés, estuvo las pasadas Navidades en París, ¡qué envidia! y me trajo este imán de recuerdo.