domingo, 13 de noviembre de 2011

Un dedal nuevo



De nuestras vacaciones, nos trajimos este dedal de Alhama de Aragón.  Aunque estuvimos en algunos sitios más, no compramos ningún otro.  Entre que el viaje fué, al principio de descanso y después de compras, esta vez no pensamos demasiado en nuestras colecciones, menos mal, porque si además de todo lo que compramos nos dedicamos a las colecciones, no nos dejan subir al Ave, por exceso de equipaje.