jueves, 19 de agosto de 2010

Otro Viaje por tierras Asturianas y Cántabras


Cada vez que alguien de la familia hace un viaje, por pequeño que sea, es una alegría para nuestras colecciones, porque aunque solo sean unas cuantas, seguro que algo crecen.



En este caso, la colección de dedales tiene nuevos inquilinos. 


De Llanes ya teníamos algunos, pero no del Museo del Indiano.


En próximas entradas iré publicando el resto de colecciones que han crecido.