sábado, 24 de enero de 2009

Los mecheros



Como ya dije al volver de mi viaje por Huesca, a todas nuestras colecciones se ha añadido una, la de los mecheros de nuestro hermano.

En esta colección hay algunos muy curiosos como el de mesa que conozco de siempre de nuestra casa, o el solar, que fué un boom un verano. No sé de dónde los sacó pero un verano llegó de Sabiñanigo con un montón de mecheros solares para la playa y la verdad es que no era fácil hacerlos funcionar, pero la gente lo intetaba siempre que podía.



Jose era un fumador empedernido, que incluso cuando ya no podía fumar, intentaba que le llegara el humo y el olor de quién encendiera un cigarro a su alrededor, y si hubiera guardado todos los mecheros que usó en su larga vida de fumador, la colección hubiera sido extremadamente grande. En el fondo me alegro de que se haya quedado en 98 piezas, porque si no hubiera tenido problemas para guardarla.

Me he permitido añadir alguno mío, como el que me regaló mi ex-jefe, con espejo incorporado y que usé tanto que al final se estropeó.


Ahora que ya solo uno de nuestros hermanos fuma, y no dentro de casa, va a ser más difícil que la colección pueda aumentar, pero la verdad es que las tiendas de souvenirs están llenas de ellos, un problema.