viernes, 22 de agosto de 2008

El Museo de Begoña



La colección de láminas de cuadros tiene la particularidad de que casi todas ellas están compradas en las tiendas de los Museos donde están expuestas las obras originales.

Solamente hay unas de Picasso, que se compraron para reivindicar que el pintor era Malagueño, porque mucha gente, sobre todo extranjeros, se creen que era francés o catalán. Y puesto que ahora vivimos en Málaga y estamos todo el día cara al turismo, decidimos que había que hacer entender a la gente que el Genio nació aquí y que en su tierra es reconocido como el que más.


Quitando una o dos, las láminas las ha comprado todas Begoña, que si pudiera tendría un museo particular, con las obras que más le gustan de cada uno de los museos que ha visitado.


Casi todas están enmarcadas pero ahora hay que encontrar el sitio, la luz y el momento preciso para ir fotografiándolas para enseñarlas. Espero encontrar pronto ese rincón que me deje hacer fotos en condiciones y poder exponer todas.