miércoles, 30 de julio de 2008

Los Dedales


La colección de dedales, también empezó de forma inesperada.

Mi hermana Begoña, mientras estudiaba la Carrera, aprendió a coser y nos hacía cantidad de cosas, hasta que se aburrió de la cantidad de trabajo que da la costura y lo poco agradecida que es.

Por esta afición a la aguja, empezó a coleccionar dedales.

Llegó un momento en que no podía exponerlos, porque le ocupaban demasiado espacio y entonces el manitas de la familia le hizo unos "dedaleros", cada uno de ellos para 100 dedales, que fueron la solución momentanea a su problema.

Ahora el problema es que dentro de poco no le quedan paredes donde colgar los dedaleros.

Las Figuritas de Hummel

Esta es la colección preferida de mi madre. Se compró la primera hace muchos años, yo toda la vida las he conocido en casa, y las últimas fueron regalos de su 80 cumpleaños.

Durante muchos años, por el mes de Septiembre, hacíamos una escapadita a Andorra para hacer compras y era en estos viajes donde iban "cayendo" una tras otra.

La verdad es que las figurillas son bonitas, pero son realmente caras, por lo que la colección no creció lo que a ella le hubiera gustado.

De todas formas, creo nunca ha perdido la esperanza de poderse comprar una de las que más le gusta, que es una de dos niños sentados con un paragüas abierto a la espalda. Algún día llegará.
La de la foto, si no es la más antigua es una de ellas.